Cepas

Blend

Ubicación

 La Rioja - España

Bodega Muga fue fundada en el año 1932 por Isaac Muga y su esposa Aurora Caño en la prestigiosa zona vitivinícola española, La Rioja. Actualmente el edificio es una construcción bicentenaria de piedra y roble, que se encuentra en el barrio de la Estación, en La Rioja Alta.

Las uvas provienen de viñedos que se extienden en la parte más norte de La Rioja Alta, repartidos entre las cuencas fluviales de los ríos Oja y Tiròn. Las 5 regiones expresan lo mejor de cada lugar: El Estepal, La Loma, Baltracones, La Loma Alta y Sajazarra. Con un clima definido por la influencia mediterránea, atlántica como continental y suelos arcilloso-calcáreo. Estas interacciones de clima y suelo permite obtener uvas que logran un punto justo de maduración fenólica.

La variedad Tempranillo es la cepa reina que comparten todas las etiquetas de sus tintos, acompañadas de la mezcla clasica conocida en la Rioja con el termino coupages formado por Garnacha Tinta, Mazuelo (Cariñena) y Graciano.

El proceso de elaboración de sus vinos es sumamente controlado con el objetivo de dar vinos de extrema calidad. Una vez que llegan las uvas a la bodega se analizan para determinar parámetros importantes, de acidez, color y estado fitosanitario. Rechazando las uvas que no alcancen el nivel exigido, los racimos utilizados para elaborar los vinos premium como Prado Enea tinto, son recolectados en cajas de 20 kilos de capacidad para que lleguen a la bodega en perfecto estado. Luego pasan los racimos por la mesa de selección, donde se descartan aquellos que presentan alguna anomalía, a continuación, son despalillados, donde se separa el raspón del racimo, introduciendo las uvas a los tanques grandes de madera conocidos como tinos, donde ocurre la fermentación.

Bodega Muga dispone de 4 salas de fermentación con 90 tinas de madera cuyas capacidades varían, logrando poder vinificar distinguidamente las uvas en función de su calidad y viñedo de procedencia.

Leales a los métodos tradicionales, disponen de su propia tonelería siendo unas de las pocas bodegas españolas que disponen de 3 toneleros y un cubero, encargados de trabajar la madera de roble la cual es utilizada en todos los procesos de elaboración (fermentación, crianza y almacenaje), dando sabores únicos y especiales a los vinos.

La crianza ocurre en un periodo entre 24 a 36 meses según la categoría del vino, cada 4 meses de permanencia en las mismas, se procederá al trasiego por gravedad, labor consistente en pasar el vino de las barricas que ha ocupado a otras vacías. Con el objetivo de oxigenar y descartar impurezas. Una vez finalizada la crianza ocurre la clarificación por el método tradicional de claras de huevos frescos, radica en añadir de 2 a 3 claras por hectolitros de vino con el objetivo de que arrastren consigo las impurezas del vino que aun tuviera y suavizar taninos antes de ser embotellados. 

Una vez embotellado el vino permanecerá reposando en bodega por un periodo de 9 meses a 36 meses tal es el caso del Prado Enea Tinto. En este periodo el vino se afina en botella para lograr mayor disfrute una vez descorchado. 



whatsapp whatsapp