Focaccia

Vamos con esta receta que seguro les va a encantar y tiene varias formas de disfrutarla.

Pueden utilizarla como entrada, como acompañamiento, en un sándwich, etc. A mí, me gusta así y me cuesta muchísimo aguantar cuando sale del horno…

Yo les sugiero que la preparen un día y la cocinen al siguiente.

Lo primero que deben hacer es colocar en un tupper 380 g de agua y 3 g de levadura instantánea. Lo tapan y dejan 20 minutos para que trabaje la levadura.

Luego, le agregan 470 g de harina 000, 1 cda de sal, 5 cdas de aceite de oliva y 2 cdas de agua. Revuelven y unen todo con una cuchara hasta que está todo mezclado. Cierran el tupper y lo dejan 30 minutos. Pasado ese tiempo, se mojan las manos y doblan la masa en forma de pañuelo sobre si misma y por todos lados. Dos vueltas por lado y lo cierran. A esto lo van a repetir cada 30 minutos, 3 veces más. Luego colocan el tupper cerrado en la heladera y lo dejan allí hasta el otro día.

Al día siguiente, colocan la masa en una asadera con aceite de oliva y la estiran suavemente sin romper las burbujas Dejan reposar 15 minutos y prenden el horno a 220-230°C. Cuando el horno está bien caliente, terminan de acomodar la masa en la asadera y le agregan un poco de ajo picado, cebolla, aceitunas negras y romero si tienen. Pueden también colocarle unos cherries, tomates confitados, o morrones. Mezclan 1 cda de aceite de oliva y 1 cda de agua con un tenedor, y se lo colocan de a gotas por encima y por último un poco de sal gruesa.

Colocan en el horno por aproximadamente 30 minutos o hasta que vean que está dorada. Queda crocante por fuera y esponjosa por dentro.

Aguanten un poco a cortarla. Se van a quemar…


Receta: Cocinando con ellas

Ph. @shizyman


whatsapp whatsapp