Marchesi Antinori sello de grandes vinos italianos

 “Tierra de vinos” así fue llamada Italia por los Griegos y lo sigue siendo actualmente, ya que es indiscutible, que este maravilloso país es uno de los grandes referentes a nivel mundial en producción y consumo de vinos.

Italia es el principal productor, elaborando vinos de todos los estilos, ya que cuenta con una gran diversidad de regiones y microclimas aptos para el cultivo de la vid.

Son 20 las regiones que divide administrativamente a Italia y en todas ellas hay producción, logrando ser la cuna de algunos de los grandes vinos del viejo mundo.


Muchas bodegas y familias se han dedicados por varias generaciones a ofrecer vinos que representen lo mejor de cada terroir, tal es el caso de la familia Marchesi Antinori, que se consagran hace 600 años a la elaboración de vinos, siendo una de las familias vitivinícolas más antiguas del mundo.


T
ras un total de 26 generaciones de viticultura, actualmente Piero Marchesi Antinori dirige la empresa respetando las tradiciones que han mantenido durante años y la innovación por el nuevo desarrollo.

Siguiendo una constante experimentación con bodegas y viñedos, el espíritu de innovación y las visiones muestran la pasión con la que Antinori trabaja para desarrollar la calidad y la sostenibilidad. La empresa es actual miembro de Primium Familie Vini, con el fin de reunir los mejores viticultores del mundo facilitando el intercambio entre ellos.


Con el trascurso de los años, Marchesi Antinori sigue creciendo, logrando hoy en día estar formada por varios selectos y famosos viñedos de propiedad familiar en La Toscana y Umbría, Apulia, Piamonte, Franciacorta, y países del extranjero. Manteniendo su objetivo de seguir investigando y progresando en la elaboración de vinos excelentes.


Tignanello 2016 es uno de los vinos más famosos del mundo, nació en 1971 y se convirtió en una verdadera revolución en el mundo del vino toscano e internacional. Un tinto que solo se produce en las mejores añadas en el corazón de Chianti Classico en la finca Tenuta Tignanello. Su fama se debe a que es considerado un precursor de los vinos modernos, logrando ser uno de los pioneros en dejar de regirse por la regulación de Denominación de Origen en la elaboración de vinos Chianti, mezclando variedades de uvas tradicionales de la región con cepas que no son locales.

Su crianza es en barricas de roble francés, húngaro y americano. Manteniendo la mezcla de Sangiovese, Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc, lo convierte en un super toscano de gran intensidad y complejidad. Su color es rubí, con notas a frutos rojos maduros, moras frescas y frutos del bosque. La madera aporta notas a vainillas, chocolate negro con ligera sensación especiada. En boca es vibrante, con taninos sedosos y refinados. Vino equilibrado con final persistente.


Villa Antinori Chianti Classico reserva 2016, es una mezcla de Sangiovese con pequeñas proporciones de variedades de uvas internacionales con una crianza de un año en barrica. Este vino se produce en Villa Antinori que tiene más de 100 años de historia, elaborando vinos de calidad y estándares cada vez más alto.  
En copa es un vino de color rojo rubí intenso, en nariz se perciben aromas de fruta roja madura, con toques a vainilla y especias. En boca es equilibrado, con taninos suaves y final persistente. Perfecta combinación para platos con salas de carne también para carnes asadas, guisados y carnes estofadas. Chianti que mejora con el paso del tiempo.

La bodega Prunotto previo a la vinculación con la familia Antinori en el año 1989 ya elaboraban vinos y comercializaban en varios países. Con la llegada de esta unión la visión y los desafíos fueron nuevos: explorar y desarrollar el potencial de este terroir donde tanto las variedades locales como las internacionales pueden expresar la particularidad de la zona, logrando una identidad local.


Prunotto se ubica en Alba, en la región de Langhe entre Barbaresco y Barolo, un territorio de un belleza telúrica, los viñedos se dividen en parcelas pequeñas individuales donde se elaboran excelentes tintos.


Nebbiolo es la variedad principal de la bodega donde se utiliza para elaborar Barolo y Barbareso ambos son tipos de vinos y denominación de origen al mismo tiempo; para muchos los mejores vinos de Italia.


Antinori Prunotto Barolo DOCG, es elaborado 100% con la variedad Nebbiolo. El nombre de la cepa deriva de la palabra italiana nebbia, que significa “niebla”, ya que durante la cosecha cerca de Octubre una intensa niebla se adentra en la región de Langhe donde se encuentran los viñedos. En copa es un vino de color rojo granete, con aromas a pétalos de rosas, frutos rojos y notas especiadas. En boca tiene estructura marcada, equilibrado y taninos aterciopelados.


Antinori Prunotto Occhetti Langhe DOC, también es un 100% Nebbiolo y es un vino histórico que la bodega elabora desde el año 1970, se cría en barricas por 18 meses.  En copa es rojo granate color clasico de la variedad, aromas a frambuesa con toques de regaliz. En boca notoria presencia de taninos, armonioso y final persistente.


Antinori Prunotto Barbaresco DOCG, la cepa utilizada en su totalidad es Nebbiolo, este vino envejece en barricas de roble de diferentes capacidades durante aproximadamente un año. Un vino distinguido pero accesible y muy agradable. Su color en copa es igual a los anteriores, pero más intenso, en nariz se aprecia aromas a frutas rojas y especias con un pasaje por boca con taninos amables y final largo.


Imagen de Odoo y bloque de texto

Leo Guerrero

Sommelier Brand Ambassador

 

whatsapp whatsapp